EL ESTRÉS Y LA FISIOTERAPIA

Hoy vamos a conocer un poquito más acerca de una de las patologías más importantes del siglo XXI: EL ESTRÉS. Para eso, vamos a hablar primero de estrés agudo y así entender cómo nos afecta a nivel fisiológico el estrés crónico del día a día.

estres

Según la RAE, el estrés es la “tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves”, de forma que ya lo define como algo negativo. Sin embargo la OMS define el estrés como “el conjunto de reacciones fisiológicas que prepara al organismo para la acción”. Por lo tanto, desde este punto de vista, el estrés simplemente es la respuesta de un organismo frente a un cambio en el mundo exterior que le rodea.
El problema viene cuando estos cambios externos, ya sean de orden físico o psíquico, superan nuestra capacidad de afrontarlos, debido al mantenimiento en el tiempo de estas “respuestas” a las “agresiones” que producen estrés en principio fisiológico.

Os explicamos cómo.

La respuesta fisiológica al estrés agudo implica el aumento de la actividad en determinados órganos en detrimento de otros. Por ejemplo, imaginemos que aparece un león, nuestro instinto de supervivencia pedirá actuar rápido (movernos para huir) y se segregará ADRENALINA. La adrenalina aumenta la actividad en músculos, corazón, sistema nervioso central (SNC), sentidos y respiración en detrimento de los órganos que “no son necesarios” para nuestra supervivencia. Éstos órganos son por ejemplo: estómago, riñón, órganos sexuales… (¡¿Para qué me voy a poner a hacer la digestión si tengo que huir de un león?!).
No obstante, en el día a día no estamos generalmente sometidos a un estrés agudo de éste tipo, pero sí a un estrés crónico provocado por el ritmo de vida que llevamos. No necesitamos un chute de adrenalina pero sí que precisamos una energía mayor. Por ello en situación de estrés crónico la hormona que va a actuar es el CORTISOL.
De la misma manera, las respuestas producidas en los distintos órganos y sistemas no serán tan exageradas (no necesitamos tanta energía como para huir del león), pero sí que serán continuas de una manera más recurrente. Es decir, éste estado de “alerta continua” puede producir un aumento en la función del corazón (generando aumento de la frecuencia cardíaca o hipertensión), aumento en el tono de la musculatura (contracturas y sobrecargas musculares), mayor frecuencia respiratoria… En cambio, otros órganos disminuyen su función como el estómago, intestino grueso, alteración de la piel, intestino delgado, sistema inmunológico… ¿Alguna vez has tenido malas digestiones en periodos de más trabajo? ¿Has tenido problemas para ir al baño? ¿Tienes brotes esporádicos de dermatitis en la piel y no sabes por qué?… el estrés puede ser un gran factor implicado.
Por otro lado ¿cómo actúa el cortisol?
El cortisol es una hormona esteroidea (producida por la glándula suprarrenal). Sus funciones principales son incrementar el nivel de azúcar en la sangre (glucemia) y suprimir el sistema inmunológico. En condiciones normales (estrés leve) hay dos picos de secreción de cortisol a lo largo del día: un pico grande por la mañana y otro más moderador por la tarde.
Pero en situación de estrés crónico en vez de generar dichos picos normales, el cortisol se genera de una manera continua y mantenida. A éste periodo de tiempo se le conoce como “wind up”, es la fase en la que aunque tengamos estrés funcionamos porque tenemos energía gracias al cortisol que está actuando de manera continua (¡puedo con todo! Aunque sé que me va a pasar factura..) . Ésto es así hasta que llega un punto en el que el cuerpo ya no es capaz de generar más cortisol y se llega a la situación de “burn out”, lo que se conoce como estar quemado.

burn out

¿Cómo controlarlo?
Aquí podemos hablar de dos fases: PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO. El primer paso siempre va a ser reconocer el estrés para prevenirlo y.. tomarnos un respiro: la solución es mucho más fácil. Para disminuir el nivel de cortisol, hay que generar otras hormonas (debido al sistema pro-opio-melano-cortina) que son las siguientes:
1. Melanina: el sol es necesario; qué feliz parece la gente cuando se acerca el buen tiempo, ¿verdad?.
2. Endorfinas, más conocidas como las hormonas de la felicidad. Son opiáceos endógenos, es decir, que fabrica nuestro propio cuerpo. Las endorfinas se segregan al realizar cosas que nos hacen felices y nos gustan: practicar deporte (muy importante la actividad física), escuchar música, reírse, tener relaciones sexuales… y por supuesto recibir una sesión de fisioterapia te pueden ayudar a segregar endorfinas 🙂 . Sí, has leído bien, la fisioterapia ayuda a que tu cuerpo genere endorfinas
En cuanto al tratamiento, además de seguir haciendo lo anteriormente citado,  la fisioterapia te puede ayudar a tratar las consecuencias del estrés. Por ejemplo, cómo hemos explicado, es muy frecuente que el sistema muscular se vea afectado en épocas de mayor tensión… ¿sueles tener “contracturas” en épocas de más trabajo? Podemos ayudarte a relajar la musculatura y otros tejidos con distintas técnicas de fisioterapia en las que además conseguirás una relajación mental. Hay múltiples herramientas que l@ fisioterapeuta puede utilizar para ayudarte a controlar el estrés. Una de las estrategias que queremos potenciar es el ejercicio terapéutico, conocer tu cuerpo y dedicarle un poco de tiempo a la semana puede ser mucho más beneficioso de lo que crees. Pilates, rutinas de estiramientos, técnicas de relajación, corrección de la postura y trabajo de la ergonomía…

Así que no lo dudes, si estás pasando por un periodo de estrés ten en cuenta que la fisioterapia te puede ser de gran ayuda. Y por supuesto, si acudes al@ fisio y sufres estrés, no dudes en decírselo… ¡puesto que es un factor muy importante!

Cuidemos nuestro cuerpo, nos tiene que durar toda la vida!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s